sábado, 29 de junio de 2019

Zamora ...

Hemos visitado en varia ocasiones la ciudad de Zamora, quizá una gran desconocida, pero que poco a poco va abriéndose paso entre los destinos de viajeros con AC. En esta ocasión aprovechando los días de Semana Santa, queríamos recorrer el magnifico románico que abunda por toda la provincia y por supuesto tambien visitar las iglesias románicas que tanto abundan en la capital zamorana.


 





Al llegar un miércoles a primera hora de la tarde, no hemos tenido ningun problema en localizar un hueco en el area compartida, y a pesar del frío, nos hemos ido a recorrer  la zona monumental de la capital.



Cualquier rincón de esta capital castellana, rezuma historia y seguro que tendría alguna anécdota que contarnos, su vida pausada te permite admirar y disfrutar de cada paso, de cada rincón de esta bella ciudad. 


   



Salimos al día siguiente con rumbo a Tàbara, por la N-631, carretera muy tranquila pero tambien muy transitada, ya que une Orense con Zamora, de un modo directo.
Este pueblo es la cuna de León Felipe, asi como quien no quiere la cosa, poeta, literato y republicano, quiero rendir un pequeño homenaje a este sabio zamorano...


                                    Que no se acostumbre el pie a pisar el mismo suelo,
ni el tablado de la farsa, ni la losa de los templos
para que nunca recemos

como el sacristán los rezos,

ni como el cómico viejo

digamos siempre los versos.






Sigamos... La Iglesia de Tábara, junto a la carretera nos permite aparcar sin dificultad en sus traseras, es una bella imagen románica, con una arcada que en otros tiempos era el lugar de reunión y charla de los habitantes de la ciudad.


Continuamos ruta por la N-631, paso muy concurrido, ya que recorta considerablemente el paso entre Galicia y Zamora,  nuestro destino es Mombuey, mas en concreto la Iglesia románica de Ntra Sra. de la Asunción. 

Esta localidad es cabeza de partido de toda esta zona y sin duda alguna el punto neuralgico del comercio en esta comarca, sus calles y comercios bullen con el ir y venir de turistas y lugareños, haciendo acopio de las necesidades para estos días. 
Destacar la PANADERÍA RABANILLO, con todo tipo de pan y dulces exquisitos y a destacar las empanadas en cualquiera de sus variantes. 
Nos encontramos tras callejear por la localidad con la Iglesia, del siglo XIII, con una imagen impactante.. una espléndida torre románica que le ha dado gran fama. Su construcción es muy atípica ya que es extremadamente estrecha para la época. Con unos escalones  dimensionados para otras épocas y alturas de los usuarios.









Esta torre, atribuida a los Caballeros Templarios, tiene planta cuadrada y cuatro niveles de altura. El primero de ellos está realizado en mampostería con sillares en los ángulos. Los otros tres niveles están construidos en sillería y coronados por un remate a modo de chapitel. 

Destacar en una de las esquinas la cabeza de un buey, que segun cuenta la leyenda murió a los pies de la Iglesia mientras trasportaba piedras de la cantera cercana, tal fue el impacto causado en el maestro cantero que decidió que fuese reconocido el trabajo del animal en la obra final.

Seguimos circulando por la N-525, y llegamos a Rionegro del Puente, donde esta ubicado el Santuario de Ntra. Sra. de la Carballeda, sorprende a primera vista la ubicación del propio edificio, al mismo pie de la carretera. 



Pero lo mas sorprendente y enigmático nos lo reserva el interior de esta preciosa obra románica.
La talla de la Virgen data del siglo XIII y es propiedad de la Cofradía de los Falifos, una de las más antiguas de España y una de las más relevantes en el Camino de Santiago. Al ser la Cofradía una institución eminentemente social entre sus funciones estaban: dar ayuda y cobijo a peregrinos del Camino de Santiago, necesitados, niños y ancianos, organizaba y distribuía rentas, proporcionaba la dote para el matrimonio a doncellas pobres, dirigía asilos y hospitales, mejoraba caminos, calzadas y puentes, cuidaba y educaba niños expósitos que el sacristán recogía de las dos cunas de piedra que aún hoy se conservan a ambos lados del atrio del Santuario. 



Para el desarrollo de estas funciones, durante siglos, fueron importantes: los falifos, las donaciones, rentas y otros bienes. Los "falifos" hacen referencia a las prendas de mayor valor de las que disponían los cofrades y que sus familias entregarían a la cofradía tras su fallecimiento para una posterior subasta. Posteriormente, esto, fue sustituido por su valor aproximado en monedas. La entrega del "falifo", que actualmente puede ser entregado también en vida, ha sido y sigue siendo la única obligación del cofrade a cambio de privilegios espirituales consignados en los estatutos

También nos encontraremos con el monumento a la muerte... 


Tomamos la N-525, que discurre a orillas del Tera, dando nombre a una decena de poblaciones, nuestro destino es Santa Marta de Tera, ante la iglesia existe una buena plazoleta en la cual no hay problema para aparcar la AC, hemos llegado justo cuando estaban cerrando la visita, asi que decidimos dar una vuelta alrededor del edificio y posteriormente comer tranquilamente  y esperar a la hora en la que abrirán para la visita al monumento de Semana Santa.







La iglesia de Santa Marta de Tera constituye uno de los principales valores históricos y artísticos del patrimonio cultural de la provincia de Zamora y es realmente una belleza que merece la pena visitar.
No hace mucho en 1996 descubrió que en este monasterio se produce un fenómeno lleno de magia: En los equinoccios de primavera y otoño, a las 8 (hora solar), el capitel del alma salvada es iluminado por la luz solar que entra por el óculo del hastial de la cabecera.  Este fenómeno concentra a numerosos curiosos que admiran en persona esta curiosidad, lo que nos viene a decir que nuestros antepasados observaban con mucho interés y curiosidad a la Madre Naturaleza.
Otra curiosidad de este conjunto es el cementerio que desde siglos, rodea toda la edificación, llegando las tumbas hasta la misma puerta de acceso en su parte meridional. 
En el mismo recinto eclesiástico, pero alejado de la propia iglesia existe un precioso campanario, con acceso a traves de unas escaleras metálicas, la cual es una característica de este lugar, de igual modo que los capiteles de todo el edificio y la presencia de tres figuras en piedra que representan a tres apóstoles.

No tardamos mucho en avistar Benavente

Ciudad cuyos orígenes se pierden en la historia mas remota, continua siendo un cruce vital de caminos para comunicar la meseta con las tierras altas, es por ello que su vitalidad y su dinamismo se ve reflejado en nuevos barrios y prosperas industrias. 

Nos obstante sus calles nos reservan rincones y edificios que nos evocan tiempos pasados donde Benavente tuvo una importancia trascendental en la historia de Castilla.
 Santa María del Azogue, es sin duda alguna el emblema de esta ciudad, con sus característicos cinco absides y dos magnificas portadas románicas  que dan acceso a un interior con amplias naves para el culto. 

No obstante Benavente nos ofrece un buen numero de edificios y rincones para visitar y admirar. Destacamos la Plaza del Grano, la Plaza Mayor y su magnifico Ayuntamiento.

 Con amplias plazoletas y sus generosas calles en cuesta, Benavente es sin duda alguna una bella ciudad castellana, digna de ser conocida y visitada.

Desde Benavente y ya con la tarde avanzada, ponemos rumbo por la N-630 hacia Granja de Moreruela, para allí tomar el desvío, bien señalizado que nos llevara a uno de los mayores cenobios que han existido en la Península, hoy en ruinas, y de imposible recuperación total, las esfuerzos por mantener algunas de sus magnificas lineas arquitectónico en pie, hacen de este lugar un destino imperdible para conocer y entender mejor el fenómeno eclesiástico en España. 
Tan solo sus dimensiones, sus aposentos, y todo lo que generaba este lugar es digno de ser mencionado y tenido en cuenta.








Para saber mas sobre este Monasterio....




La noche nos acompaña cuando reemprendemos el regreso a Zamora, y como era de esperar, en el area no hay sitio alguno, por fin encontramso un espacio, muy tranquilo y donde dormiremos otras 8 o 10 autos, muy cerca del rio y con la bella estampa de la Catedral de Zamora, en el fondo de nuestra ventana...

He querido resumir nuestra visita a Zamora románica, en estas lineas, pero te dejo el enlace al mapa que diseñamos para realizar esta visita...


                                MAPA POR EL ROMANICO ZAMORANO


esperando que sea de tu interés y pueda contribuir en algo a diseñar una visita por esta zona...


































lunes, 17 de diciembre de 2018

de nuevo por Las Merindades

Cuando nos llega la posibilidad de pasar el puente de Noviembre con un grupo de buenos amigos y por Las Merindades, pues no lo pensamos mucho, a pesar de que no hace ni tres meses que visitamos esa Comarca burgalesa. 
Como punto de encuentro un area conocida y apreciada, Frías, asi que a media mañana estamos allí, donde nos encontramos con Dani y Raquel, Manolo y Encarna (Pituki) y con Jacinto y Celia (Jalega)... años de foros nos unen y tambien algun que otro kilómetro recorrido.

Como "novedad", vamos unidos por nuestras antiguas emisoras CB, lo que siempre hace mas agradable y amenas las visitas previstas.

Alguno de puntos previstos para visitar los conocemos ya todos, pero estamso en Otoño, y merece la pena contemplar la paleta de colores que nos ofrece la estación en estos parajes. 
Quedamos sorprendidos con la cascadas de Tobalina, nosotros la vimos en agosto, y eran unos encantadores chorros de agua cayendo al vacío, ahora es un sorprendente y he impactante caída de agua de mas de 100 metros de largo  y sus 12 metros de altura, que el rio Jerea  nos ofrece y con un caudal realmente impresionante, todas las orillas donde hace unos meses la gente tomaba el sol ahora están ocupadas por unas embravecidas aguas que nos impacta y que realmente es un espectáculo de primer orden. 






Ya solo por este momento merece la visita a Las Merindades en Otoño, pero nos aguardaban muchas mas sorpresas en estos días...
Ponemos rumbo a Herràn, para recorrer el desfiladero del Rio Puron, nosotros en Agosto, nos fue imposible ya que el calor era realmente duro y nos quito la ida.
A pesar de ir juntos 4 autocarvanas, no tuvimos prácticamente ningun inconveniente a la hora de aparcar. Aunque en algun destino que mas tarde comentare, no es nada aconsejable meterse con nuestros vehiculos.


El desfiladero es un camino bastante cómodo, con pequeños repechos que se superan sin problemas,  y que nos permite contemplar diversos 
eremitorios y cascadas, el camino va tomando altura, cuando entra en la provincia de Alava, aunque vuelve de inmediato a tierras burgalesas, donde el camino toma rumbo al inicio de esta ruta, antes muy utilizada por pastores y lugareños.
 


San Felices /San Roque
Fuente y lavadero en Herran, justo al inicio de la  ruta




Tenemos en nuestra hoja de ruta para estos días varias cascadas, ademas de la de Pedrosa de Tobalina,  en concreto tambien la de San Miguel y la de Peñaladros.

La cascada de San Miguel, se puede contemplar desde el mirador del Valle de Angulo y desde ese mismo punto iniciamos el paseo para acercarnos a la cascada, no sin dejar de admirar las vistas sobre Angulo, que nos ofrece este bello punto, en la carretera BU-550 y de muy fácil localización, antes  de acceder al tunel que nos bajara hacia ese valle.



Hay que ser precavidos porque es zona de caza permitida de palomas y hay muchos cazadores.





Ponemos rumbo a la cascada de Peñalandros, y nos saltamos el desvío, lo que nos obliga a bajar hasta Gordeliz, ya metidos en Alava, regresamos, y entramos en el desvío correcto para visitar la cascada, no es nada recomendable el acceso a este punto, la carretera es demasiado estrecha y el punto final donde se supone que hay un aparcamiento es una pequeña explanada para dar la vuelta los coches, aun asi el entorno en bonito y la cascada esta entre una vegetación muy frondosa.

Hemos encontrado un magnifico restaurante al sol, en la pradera del mirador de  Angulo. 

Y no hemos dudado un momento para reservar un mesa para ocho, al sol y rodeados de Naturaleza da gusto estar entre amigos.
Como las distancias son tan cortas, hemos decidido tomar el area de Frias  como nuestra ubicación nocturna, lo que nos permite pasear en el silencio de la noche por las calles de este precioso pueblo burgales.
Amanece una mañana poco alentadora, con niebla húmeda, pero queremos visitar el salto del Nervion, sabemos que tiene abundante agua lo que nos presagia un espectáculo magnifico, mientras avanzamos por el camino, vamos viendo 

como la niebla se va echando poco a poco, pero sin pausa en nuestro objetivo, y al llegar estas son las únicas imagines donde se vislumbra algo del salto, que logramos obtener... segundos después se cerro de tal manera que no veíamos a escasos dos metros, vamos que tuvimos que atar a Lucas, por temor a perderle en la niebla... sin exagerar...


De regreso a las autos, paramos para ver la lobera, y el sistema ancestral que usaban en estos montes para dar caza al lobo...ahuyentando al lobo, con voces y gestos, hacia una pared que lo llevaba a un agujero en el camino, donde caían y era abatidos. 



Era un método realmente arriesgado, imagino que no mas que vivir y sobrevivir en estos montes.

Es media tarde y vamos a para para visitar la ermita románica de san Pantaleòn de Losa.. Tras una considerable subida, la noche va echándose encima, lo que nos permite contemplar una bella puesta de sol...




La noche, ya en profunda oscuridad nos complica la bajada y el regreso a las autos, aún así, la compañía y la charla con las dos personas amantes de su pueblo, de su ermita, que nos van contando anécdotas familiares, nos hace agradable y amena el acceso al aparcamiento.
Llegamos ya de noche a Frías.

Toca despedirnos, tras unos bonitos días disfrutando de bonitos sitios y mejores amigos, como siempre un placer compartir kilometros y risas  con buenas personas ....

A nosotros nos queda una noche mas, asi que decidimos ir bajando hacia Madrid, pero haciendo una parada en Covarrubias y tambien visitar de nuevo "La escultura mas grande del mundo"...






Tras una noche de agua en este pueblo y que nos obligo a mover las AC, por temor a quedarnos en el barro, nos amanece un día de puro invierno, con agua y niebla, lo que no impide que vayamos a la panadería para poder disfrutar de un rico pan y unas aun mejores pastas. Aprovechamos el viaje para llevarnos unas ricas morcillas de Burgos...

Noviembre 2108